Páginas vistas en total

domingo, 7 de agosto de 2011

Da igual..


  •  ¿Recuerdas aquélla vez? Todo comenzó esa tarde de invierno en la que tú y yo nos juramos amor eterno. Al principio pensamos que sería un amor de adolescente cualquiera, pero con el tiempo nos dimos cuenta de que no iba a ser así. Era distinto.. especial.. único, auténtico.
  • Y dicen que lo que no mata, hace más fuerte. Y ahora tú no estás, y no encuentro aire para respirar. Y noto como aquélla promesa es verdad: lo nuestro es eterno, no importa que uno de los jugadores ya no esté, yo nunca podré querer a otro, pase el tiempo que pase.

No hay comentarios:

Publicar un comentario